martes, 19 de marzo de 2013

Exposicion "Los terremotos en la Republica Dominicana"




Un terremoto es el movimiento brusco de la Tierra, causado por la brusca liberación de energía acumulada durante un largo tiempo. La corteza de la Tierra está conformada por una docena de placas de aproximadamente 70 Km. de grosor, cada una con diferentes características físicas y químicas.


   Estas placas ("tectónicas") se están acomodando en un proceso que lleva millones de años y han ido dando la forma que hoy conocemos a la superficie de nuestro planeta, originando los continentes y los relieves geográficos en un proceso que está lejos de completarse.

   En general se asocia el término terremoto con los movimientos sísmicos de dimensión considerable, aunque rigurosamente su etimología significa "movimiento de la Tierra".
HIPOCENTRO (O FOCO)

   Es el punto en la profundidad de la Tierra desde donde se libera la energía en un terremoto. Cuando ocurre en la corteza de ella (hasta 70 Km. de profundidad) se denomina superficial. Si ocurre entre los 70 y los 300 Km. se denomina intermedio y si es de mayor profundidad: profundo (recordemos que el centro de la Tierra se ubica a unos 6.370 Km. de profundidad).


EPICENTRO
   Es el punto de la superficie de la Tierra directamente sobre el hipocentro, desde luego donde la intensidad del terremoto es mayor.

Las cuatro zonas del planeta con más riesgo de sufrir un terremoto

Después de lo que aconteció en Japón, las alarmas sísmicas de todo el mundo se encendieron por la posibilidad de que ocurra otra catástrofe de proporciones mayúsculas. Apenas el año pasado, los terremotos de Haití y Chile, así como el tsunami de Indonesia dejaron claro que la fuerza de la naturaleza puede ser desmedida.

    Andrew Swift había puesto a Japón entre las cinco regiones con mayor riesgo de sufrir un terremoto. Al respecto, argumentaba que su densidad de población en grandes ciudades como Tokio y Kyoto podía acarrear enormes pérdidas humanas, que alcanzaran cifras de 60 mil víctimas.
    La fuerte dependencia de Japón de la energía nuclear era otro motivo de preocupación, especialmente después de que un terremoto causara en 2007 una peligrosa fuga en una planta de Kashiwazaki.
Curiosamente, la última catástrofe propició un gran tsunami que ocasiono una desgracia nuclear de nivel 4.
    Las otras cuatro zonas más propensas a sufrir un sismo de consecuencias graves que aparecían en el artículo son:
Estados Unidos, región delta del bajo Misisipi. Falla Nueva Madrid.
Devenir sismos en la historia de la Republica Dominicana
Movimientos. La isla esta cortada de noreste a sureste por 8 fallas tectónicas.

   Santo Domingo.- Con 7.0 grados en la escala de Richter, el sismo que provocó una gran catástrofe en Haití y generó grandes temores en la vecina República Dominicana ha sido uno de los más fuertes registrados en los dos países que comparten esta isla, de acuerdo con lo sostenido por sismólogos.

   Citado por la agencia EFE, Eugenio Polanco, director del Instituto Sismológico, afirmó que desde el terremoto del cuatro de agosto de 1946, cuya magnitud fue de 8.1 grados, “no habíamos registrado, al menos en nuestro país, un fenómeno tan grande como este”.

     Este no fue un hecho fortuito. El geólogo Osiris de León, en una ponencia titulada “Terremotos, suelos y deslizamientos en República Dominicana”, que fue presentada en marzo del 2005, explica que la isla Hispaniola está cortada de noroeste a sureste por 8 grandes fallas regionales que la dividen en cuatro importantes fragmentos de placas.
     De éstos, el bloque septentrional-integrado por el valle del Cibao, la bahía de Samaná, la cordillera Septentrional, la península de Samaná y la costa Atlántica- es el que registra la mayor actividad sísmica de toda la isla y donde se han producido los sismos “más devastadores” de los últimos 500 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada